Serious Game, m-learning o realidad virtual: todas estas herramientas intervienen en la digitalización de la formación de los conductores

Artículo Infografía Vídeo

Costes elevados, falta de tiempo o flexibilidad: existen muchos retos en la formación de los conductores del transporte por carretera. Con su versatilidad y sus múltiples aspectos, las herramientas digitales tratan de reinventar las prácticas.

Descubre las recetas ganadoras de los transportistas para atraer a las generaciones 2.0

Como muchos sectores, el transporte debe hacer frente a muchas exigencias en materia de formación profesional. Desde hace poco, los soportes digitales ofrecen nuevas oportunidades a administradores de flota y formadores. Esta es la oportunidad para abordar las herramientas digitales que participan en la renovación de la formación de los conductores del transporte por carretera.

La formación de los conductores frente a las exigencias

Más de 40 diferentes cursos de formación propuestos a los candidatos

Los candidatos disponen de una amplia gama de posibilidades en materia de formación de los conductores del transporte por carretera. Por ejemplo, la AFPA (Asociación nacional francesa para la formación profesional de los adultos) propone aproximadamente 40 diferentes cursos de formación para obtener un primer diploma, perfeccionarse o adaptarse a la reglamentación.
Así, además de la formación de conductor tipo, existen varios cursos de formación inicial y otros de formación complementaria. Todas estas posibilidades complican tanto la elección de la formación por parte de los candidatos como la contratación de los administradores de flota.

Un coste de formación que varía entre 500 y 2.000 €, en función del país

El coste del permiso de conducir B puede variar mucho en Francia y lo mismo ocurre con el permiso de conducción de camiones. Disparidades geográficas, falta de transparencia en los precios, diferencias en la calidad de la enseñanza… todo esto justifica las diferencias existentes. Las diferencias de precio son aún más marcadas a nivel europeo: el permiso de conducción C cuesta
470 € en Polonia y 2.000 € en Alemania y Francia (ver Infografía). Sin embargo, independientemente de su precio (470 € o 2.000 €), el permiso de conducción tiene el mismo valor en toda Europa y se le reconoce de la misma forma.

En Europa, el coste medio para aprobar el examen del permiso de conducción C varía de una a cinco veces, crédito: Michelin.

En Europa, el coste medio para aprobar el examen del permiso de conducción C varía de una a cinco veces, crédito: Michelin.

Hasta 400 horas de formación con menos del 10% de enseñanza práctica

La formación inicial para el transporte de mercancías es de 140 horas, pero ésta puede ser de casi 400 horas en el caso de una formación de calificación o con un diploma. Dado que la formación requiere mucho tiempo, tanto para el conductor como para la empresa, se le debe optimizar para ahorrar tiempo a los protagonistas.

Otro elemento: el tiempo dedicado a la formación teórica es generalmente excesivo y en detrimento de la práctica. Por ejemplo, la formación para obtener el título profesional de conductor del transporte de mercancías por carretera es de aproximadamente 385 horas. De estas 385 horas, solamente 32 están dedicadas a la práctica. Este es el caso en la mayoría de las organizaciones de formación como Aftral.
En Europa hay diferencias de precio, pero existe una armonización en la reglamentación. De hecho, los transportistas de mercancías y pasajeros tienen la obligación de seguir un curso de formación cada 5 años.

Un sector de actividad que necesita más de 16.000 nuevos conductores

El sector del transporte por carretera francés también enfrenta una grave escasez de conductores. La mayoría de las federaciones de empresarios y en primer lugar la Unión TFL (Unión de Empresas de Transporte y Logística de Francia) y FNTR (Federación Nacional del Transporte por Carretera), están enfrentadas a una escasez de recursos humanos. Según estas organizaciones, hay más de 20.000 puestos de trabajo vacantes en el futuro inmediato, de los que casi 16.650 puestos de conductor. Esto representa aproximadamente el 5% de todos los empleos del sector en Francia. Se puede explicar esta escasez de candidatos por varias razones: una reactivación de la actividad desde hace varios meses, una reglamentación más estricta, un trabajo poco valorado y el cese del servicio militar que permitía obtener el permiso de conducción de camiones.

Se acusa también a la formación. Debido a su coste, a su duración y a su complejidad, los candidatos potenciales prefieren utilizar su permiso de conducción B en lugar de comenzar un una larga formación. La prueba de la no renovación de los transportistas es el hecho de que en Francia, la edad promedio de los conductores en actividad es hoy superior a 50 años. Dadas las próximas jubilaciones, es más que nunca urgente contratar conductores.
Esto también es cierto a nivel europeo. Los conductores extranjeros, muchos de los cuales trabajan en Francia, están regresando gradualmente a sus países de origen, en particular porque la economía crece en ellos. Pero esta no es la única razón. Muchos países europeos, e Inglaterra es el primero, se enfrentan también al problema de la jubilación y la escasa renovación del personal del transporte. De ahí la obligación de repatriar a los conductores para el mercado local. ¿Cuáles son las consecuencias? Por no “poder contratar personal, algunas empresas deben rechazar contratos” como subraya Florence Berthelot, delegada general de la FNTR. Respuestas no competitivas a licitaciones, selección de clientes, reducción del área de intervención, disminución del volumen de negocios… todas estas son consecuencias económicas a las que pueden estar enfrentadas (más o menos a largo plazo) las partes interesadas del sector del transporte.



Logo Tremplin - Transport Routier Emploi Innovation

En Francia, el sector se moviliza para promover la contratación de personal

Para remediar esta falta de candidatos, varias organizaciones francesas han lanzado Tremplin (Transport Routier EMPLoi INnovation), una operación importante para simplificar la contratación de conductores y otros actores del transporte.
Esta operación comenzó en septiembre de 2017 y su objetivo es cubrir un total de 22.363 puestos. Aunque la iniciativa sea positiva, seguramente enfrentará los mismos problemas actuales que la formación de los conductores del transporte por carretera: coste elevado, falta de práctica, un largo tiempo de aprendizaje o falta de flexibilidad en la formación.



La formación del conductor se transforma gracias a la tecnología digital

Para hacer frente a las exigencias, la formación de los conductores profesionales se transforma. Más personalizada, menos costosa, más adaptable y versátil: la formación digital gana todos los votos de los candidatos, formadores y empresas.

La formación digital, una herramienta al servicio de conductores y empresas

Gracias a nuevas tecnologías en el proceso de aprendizaje, la formación digital responde de manera más eficaz (y en diversos aspectos) a las expectativas de los candidatos y de los administradores de flota.
Se puede realizar este tipo de formación a distancia y en cualquier momento. La formación digital ofrece una mayor flexibilidad. La digitalización también permite responder específicamente a las necesidades de los candidatos. Al contrario del aprendizaje de masas, cada candidato puede beneficiarse de una enseñanza a medida. Este ajuste, lo más adaptado posible a las necesidades del conductor capacitado, permite reducir considerablemente el tiempo de formación. En breve, ya sea para una formación inicial o continua, las herramientas digitales están más en línea con los desafíos de los profesionales. Permiten progresar con menos tiempo de inactividad y ofrecen a cada empresa la oportunidad de una formación específica.

Ejemplo de un simulador de conducción del Grupo EDISER (http://www.simucar.com/):

Realidad virtual, COOC, aplicaciones móviles… la formación digital tiene muchos aspectos

La formación digital tiene muchas formas. Cada candidato puede adaptar así un tipo de formación a sus propias posibilidades y necesidades.

    • e-learning: es el método más clásico de formación digital a distancia. Ya sea como formación en línea, formación a distancia o a través de consulta de un sitio web educativo, es una formación autónoma. Además, el e-learning es utilizado ampliamente por los conductores de vehículos alquilados con conductor que, desde 2013, deben seguir una formación continua cada 5 años.
    • m-learning: a diferencia del e-learning, esta herramienta de aprendizaje no pretende ofrecer una formación y perfeccionamiento en una materia específica, en el amplio sentido del tema. El m-learning ofrece simplemente acceso a información específica cuando es necesario. De alguna manera, se trata de preguntas frecuentes (FAQ) que permiten trabajar mejor todos los días. Accesible desde un teléfono inteligente o tablet, esta herramienta educativa ha sido elegida por Lyreco para apoyar a sus 400 conductores/repartidores.
    • Blended learning: es uno de los métodos de formación que más avanza actualmente (+9% en 2016, según Cegos, especialista en formación profesional continua). Consiste en mezclar el aprendizaje clásico y la formación digital. Ofrece la ventaja de optimizar la eficiencia pedagógica. Una combinación de e-learning y de formación con presencia física que atrae particularmente a la industria del automóvil, donde la transferencia de competencias requiere práctica.
    • La realidad virtual: algunos actores del transporte, como UPS, decidieron utilizar cascos VR (3) (Virtual Reality) para formar a sus conductores. También podemos tomar el ejemplo de grupos de transportistas, como FLO, que ponen a disposición de sus miembros un simulador de conducción con plataforma móvil, pantallas de inmersión y cabina de conducción. El conjunto está instalado en un semirremolque que facilita los desplazamientos entre las empresas. El resultado es muy “real” y sumerge al conductor en las condiciones reales de conducción. ¿Cuál es objetivo? Enfrentar al alumno con situaciones inusuales, imposibles de volver a crear en la realidad, para mejorar el rendimiento (ver la primera imagen, crédito: Consoptima.com).

     

    En lugar de reemplazar la formación clásica, las herramientas digitales pueden complementar e incluso optimizar la formación del conductor, crédito: UPS.

    En lugar de reemplazar la formación clásica, las herramientas digitales pueden complementar e incluso optimizar la formación del conductor, crédito: UPS.

    • MOOC (pour Massive Online Open Courses): se trata de cursos en línea abiertos para todos, sin nivel de competencia ni gasto de registro. En general, tienen la forma de curso vídeo (en directo o diferido) y están asociados con un examen de conocimientos al final de la sesión o del año.
    • COOC (Corporate Online Open Course): como los MOOC, se trata de cursos en línea. La diferencia radica en el hecho de que están hechos especialmente por una empresa para formar a sus empleados. Un soporte útil, especialmente para los administradores de flota, para presentar nuevas directivas internas. Arval, una empresa especializada en el alquiler de vehículos para empresas, propuso también en 2015 el primer COOC dedicado a la gestión de una flota de automóviles en alquiler de larga duración.
    • Serious Game: también llamada “juegos serios”, este tipo de formación consiste en utilizar una aplicación digital (realidad virtual, simulador, inmersión 3D, etc.) para formar a candidatos en una situación muy real. También hay una diferencia con la “ludificación”: la ludificación utiliza elementos del mundo del juego para hacer que un programa de formación existente sea más interesante y atractivo. El Serious Game, en cambio, es una formación que toma la forma de un juego o de una simulación. Para ilustrar este principio, podemos tomar el ejemplo de un juego de carreras en un simulador que, a pesar de su aspecto divertido, permite al conductor formarse.

     

    MyTraining, una herramienta de Michelin solutions para renovar la formación de los conductores

    INFORMACIÓN CLAVEFormación de los conductores: Nuevas formas de aprendizaje con herramientas digitales

    Usar una aplicación móvil para formar a sus equipos es hoy una realidad para muchos actores del sector del automóvil. Tanto Lyreco (para sus conductores) como Norauto (para sus técnicos y vendedores), el m-learning puede tener un inconveniente importante: dejar solo al candidato frente a la pantalla de su teléfono inteligente o tablet.

    En particular, para solucionar este problema, Michelin solutions ha desarrollado una nueva herramienta dedicada a la formación de los conductores de carreteras: MyTraining. Esta aplicación está piloteada por un formador durante un examen en tiempo real o una formación con un conductor. Propone diferentes objetivos de formación y determina si el candidato los alcanza. Una vez que el viaje termina, se puede volver a las acciones exitosas o no exitosas de todo el recorrido.


    Probar la solución MyTraining de Michelin solutions:
    > Descargar de Google Play
    > Descargar de App Store


¡REACCIONAR! 0

0 comentario

Los comentarios están cerrados.

Leer también…